Follow by Email

viernes, 6 de enero de 2012

INDIFERENCIA O DESHUMANIZACIÓN

En días pasados una noticia paso de noche para casi toda la población, en un banco al Sur de la Ciudad de México, en plena fila para ser atendido una persona mayor sufrió un ataque al corazón que lo dejo sin vida ahí mismo EN LA FILA DEL BANCO. Saben cuántas personas se acercaron a atender a la persona, a intentar brindarle auxilio, o cuántas personas llamaron a una ambulancia en ese momento preciso. La respuesta es 0, ni una sola persona se acerco a ayudar y no sólo eso una vez que falleció la persona que sufrío el ataque, como si nada hubiera pasado, solamente se le cubrió y con el cuerpo ahí tendido la operación de la sucursal continuó como si nada hubiera pasado. Según las pocas notas que hubieron al respecto, muy pocas personas prefirieron abandonar la sucursal ante tal escena. 

Qué nos pasa, será realmente que como muchos dicen la indiferencia es hoy una característica con la cual cargamos como humanos, o será que cada vez nos pasa algo peor que la indiferencia que es la deshumanización, la terrible característica que nos aleja de todos aquellos seres que son humanos y que poco nos importan ante lo importante de nuestros problemas, de nuestras alegrías, de nuestros llantos y risas. 
Me resulta increíble pensar que en ninguna de las personas que ahí se encontraban haya existido el más mínimo interés por intentar preservar la vida de la persona que sufría el ataque. Estoy seguro que las probabilidades de que nadie ahí supiera dar RCP son muy altas ya que por desgracia en nuestro sistema educativo no se da formación al respecto, sin embargo, gracias a la televisión estoy seguro que más de la mitad de los que estaban ahí saben que podrían haber oprimido el pecho o intentar respiración de boca a boca, pero la realidad es que nadie hizo nada.  Incluso la llamada a la Ambulancia tardo tanto que para que los paramédicos llegarán paso casi una hora de que había sufrido el ataque al corazón el ser humano que se quedo ahí tendido.

Podemos hecharle la culpa a muchas cosas sobre el porque se dió esta situación, podemos pensar en decenas de justificaciones del porque la gente no hizo nada, pero lo que es imperdonable es que no hagamos algo para impedir que este proceso de indeferencia o deshumanización en el que hoy nos encontramos como seres humanos siga creciendo. Hay que recordar que el principal bien que tenemos y debemos proteger es la VIDA, la cual si bien no la generamos nosotros, si tenemos la posibilidad de garantizar su preservación y de tomar las medidas necesarias para que sea un valor tatuado en todo ser humano desde pequeños.

Hagamos algo o el mundo en que estamos viviendo se volverá tan indiferente que no tendrá caso vivir en él, porque nada tendrá importancia, salvo para uno mismo.

FIRL

No hay comentarios:

Publicar un comentario