Follow by Email

martes, 24 de enero de 2012

¿Quiénes son los intolerantes?

El día de ayer el siempre polémico Manuel Espino Ex Presidente del Partido Acción Nacional, desató una serie de comentarios en la red social Twitter que me hacen reflexionar sobre quienes son realmente intolerantes en este país.

Manuel Espino comentó “Que personas del mismo sexo mantengan un vínculo jurídico, es su derecho, llamarlo “matrimonio” es innecesario. Adoptar niños es absurdo!!!”. Y añadio  “Celebro que haya defensores de la adopción de niños por parejas del mismo sexo, pero lamento su falta de argumento y su intolerancia”. Estos comentarios provocaron cualquier cantidad de reacciones que lo señalaban como homofóbico, como alguien que odiaba a la comunidad gay e incluso se hicieron preguntas al aire sobre como una persona que se hace llamar humanista y cristiano pueda pensar así.

A todas estos comentarios, Espino contestó llamando intolerantes a quienes lo criticarón y en ese sentido por primera vez en mi vida creo que tengo que coincidir con él, ya que si bien es cierto todo ser humano es libre de ejercer su sexualidad con una persona de su mismo sexo también lo es que pareciera una franca señal de intolerancia y falta de argumentos los comentarios de  las personas que lo criticaron.

Cualquier persona que se llama cristiano, sabe que si bien no hay algo que impida la homosexualidad si existen documentos de la iglesia que establecen cual es el concepto de familia y que protegen ante todo el interés superior del niño, incluso ajeno a toda religión hay tratados internacionales que establecen el derecho de todo niño a tener un padre y una madre durante su formación. No existe un solo tratado internacional que establezca que es sano para un niño el tener padres del mismo sexo. 
Decir que se discrimina a quienes tienen preferencias por su mismo sexo, por no estar de acuerdo en que puedan adoptar me parece una total y completa estupidez, ya que repito el derecho de las personas a tener preferencias por su mismo sexo es inviolable y deben de contar con derechos civiles que les permitan vivir como pareja, pero de eso a que puedan adoptar afectando el interés de un tercero hay un mundo de distancia.

Hay parejas de heterosexuales que son sadomasoquistas y que disfrutan en algunos casos de vivir en un ambiente de violencia y tampoco podrían adoptar y no estaríamos siendo discriminatorios contra estos heterosexuales, sino únicamente estaríamos protegiendo el criterio mundial de velar por el interés superior del niño. 

Cada vez conozco más gente que quisiera que los cristianos o que los católicos más específicamente pensarán igual que ellos, perdón pero con el debido respeto, si no les acomoda la religión pues no la practiquen y busquen la que más les acomode. Hay varias de donde elegir, y conocerlas lleva tiempo y reflexión profunda. Seamos tolerantes a las creencias de cada quien pero sobre todo, hablemos con fundamentos no con ideas preconcebidas de líderes radicales y sentidos contra alguna religión. 


FIRL

No hay comentarios:

Publicar un comentario