Follow by Email

lunes, 21 de noviembre de 2011

“Una lección del PRD al PAN”

Pocas veces en la vida creo que coincidiré con Rosario Robles, sin embargo me resulto por demás interesante la entrevista que le realizaron en Milenio Televisión respecto a los resultados de las encuestas que dieron vencedor a Andrés Manuel López Obrador por encima de Marcelo Ebrard Casáubon, y es que como bien mencionó la Ex Jefa de Gobierno del D.F.  Marcelo era un candidato del “círculo rojo” (Término utilizado para identificar a un grupo ilustrado de periodistas, intelectuales y uno que otro Wanabe),  pero no un candidato de la población en General. Al igual que su padrino político (Manuel Camacho Solís) Marcelo Ebrard se ha caracterizado por un exitoso programa de apoyo del “círculo rojo” que incluso hizo pensar a más de uno en que pronto lo veríamos como Presidente de México.  

AMLO a diferencia de Marcelo Ebrard es una persona con empatía natural con cientos de miles de mexicanos que ven en él  a un mesías redentor que los librará de la pobreza de la que ni  el PRI ni el PAN han logrado sacarlos. AMLO lleva 5 años trabajando en lo más básico de la política: redes ciudadanas de soporte. Como en los mejores momentos del PRI, hoy AMLO puede presumir una estructura así sea de cinco personas en cada Municipio del país (lo que llama más la atención es que no son cinco sino en algunos lugares cientos y en otros miles), que reúnen dos características muy útiles en una elección: plena convicción de apoyar a su candidato, y la capacitación necesaria para actuar el día de una jornada electoral.
Marcelo hizo lo que tenía que hacer, dejar su lugar a quien tiene poder en la ciudadanía, a quien tiene ya una base de voto duro en el famoso MORENA que envidian incluso algunos partidos “grandes”.  Esta lección la deben tener clara quienes hoy en el PAN se obstinan en apoyar candidatos que no despiertan ningún interés en la población en general.

Es claro que de los tres candidatos del PAN a la Presidencia solo una reúne el carisma necesario para poder competir con AMLO y quien quede del PRI (Ya se que todos dirán EPN, pero en el PRI siempre hay sorpresas). En un ejercicio de responsabilidad los otros dos candidatos del PAN deben cuanto antes empezar a agrupar su respaldo en torno a quien resulta más carismático. 

Mientras eso sucede habrá que tener especial atención en el papel que jugará Marcelo con AMLO porque la combinación de estos dos personajes, me parece que puede resultar todo un estudio de doctorado de estrategia política. 

Nos vemos en otra ocasión con más reflexiones e ideas que nos permitan debatir, porque una vida sin debate es una vida sin aprendizaje. 

FR

No hay comentarios:

Publicar un comentario