Follow by Email

domingo, 10 de marzo de 2013

"Los 100 primeros días de EPN" parte 2

Ahora toca el turno de hablar del segundo tópico: "Las primeras trece promesas del nuevo Presidente".

Durante su primer discurso el Presidente Peña Nieto enunció trece acciones que serían sus primeros compromisos o promesas a cumplir. Estas fueron las siguientes:

1. Promover un programa Nacional de Prevención del Delito.
2. Desistirse de la Controversia Constitucional relativa a la Ley Federal de Víctimas.
3. Iniciativa de reforma para tener un solo Código Penal de aplicación nacional y uno de Procedimientos Penales.
4. Poner en marcha en 60 días la "Cruzada Nacional contra el hambre".
5. Creación de seguro de vida para jefas de familia.
6. Ampliar el programa "70 y más" a las personas mayores de 65 años.
7. Iniciativa de reforma al artículo 3 de la Constitución y de la Ley Federal de Educación, para eliminar las plazas vitalicias y heredadas, así como crear un censo de maestros, escuelas y alumnos.
8. Impulsar el "Programa Nacional de Infraestructura y Transporte 2012-2018".
9. Construcción de trenes de pasajeros, ampliación de red de metro en Monterrey y el tren eléctrico en Guadalajara.
10. Iniciativa para impulsar el acceso a la banda ancha y licitar dos cadenas abiertas de televisión.
11. Proyecto de Ley de Responsabilidad Hacendaria y Deuda Pública, para ordenar las finanzas de los gobiernos locales.
12. Presentar al Congreso de la Unión el Paquete Económico 2013 con cero déficit presupuestal.
13. Presentar al Congreso un decreto con medidas de austeridad en el ejercicio del gasto. 

De la simple lectura de las 13 acciones percibimos la intención de atender los principales temas que demanda la sociedad y al mismo tiempo atacar los temas que le pudieran generar más polémica durante su gestión. Para explicar esto me gustaría adentrarme en cada una de las propuestas.


El "Programa Nacional de Prevención del Delito" atiende sin duda lo que me parece la mayor preocupación de la población en los últimos meses: la inseguridad. Para nadie es un secreto que la estrategia contra la inseguridad de Felipe Calderón resulto por decir lo menos un fiasco. A título personal y sin alabar al actual presidente, me resulta más inteligente combatir las causas de la inseguridad que las consecuencias, como se hizo durante el anterior sexenio; porque de nada sirve detener 3 delincuentes si en la misma cuadra donde se detuvieron surgen 6. 

El problema de la acción mencionada por el Presidente Peña Nieto es que, como en casi todos los discursos de gobierno, se nos ha dicho qué pero no cómo. Hoy sabemos que el presupuesto de egresos para 2013 contemplo la nada despreciable cantidad de 118,000 millones de pesos para combatir la pobreza y prevenir las adicciones como parte de este programa nacional, sin embargo poco se sabe a la fecha sobre cómo se aplicará el mismo. Ante esto me parece que es papel de las ONGs que han enfrentado estos temas estoicamente en los últimos años, el adentrarse y participar de lleno en el desarrollo y aplicación de este programa nacional, porque sólo con la participación de la sociedad organizada se podrá tener solución este gravísimo problema.

Respecto al desistimiento de la controversia constitucional contra la Ley Federal de Víctimas como habían solicitado Javier Sicilia y otros líderes de movimientos similares, me parece que el Presidente cumplió con su papel populista (perdón, de escuchar a la sociedad). Lo anterior lo digo porque no han pasado ni 3 meses de la entrada en vigor de la Ley y ya es tema tanto en la Cámara de Diputados como de Senadores, la necesidad de reformar dicha norma por la importante cantidad de errores que  contiene. Si la razón del desistimiento hubiera sido reconocer que lo que se aprobó estaba mal y que al desistirse se solicitará de inmediato al Congreso un trabajo de corrección inmediato, no me quedaría más que felicitar al señor Presidente. Por desgracia, esto no fue así. 

Sobre el tema del Código Penal y de Procedimientos Penales únicos, no puedo más que felicitar al  Presidente por la iniciativa, ya que bajo el pretexto del federalismo hoy tenemos 32 formas de hacer justicia en México. Delitos que en un Estado son penados con hasta 15 años de cárcel en otros estados pueden ser sancionados con 3 o 5 años y los procesos de los juicios varían en forma alarmante. ¿En dónde esta el pequeño problema?, en que se tocan intereses muy conflictivos. Por citar un ejemplo, para que exista un Código Penal único es necesario abrir el debate que impera en el tema del aborto donde en el D.F. una mujer puede abortar sin pena alguna hasta la semana 12 de gestación no importa cuál sea la causa del aborto, mientras que en los otros estados la vida esta protegida desde la concepción y por tanto no puede abortarse más que por las causas de excepción de ley (Violación, malformación o riesgo de vida de la madre). Me parece que ante el hecho de que esta última visión sería la que imperaría por representar a las mayorías en el país, la minoría que defiende el estatus legal vigente en el D.F. buscará a toda costa impedir la existencia de un ordenamiento único a nivel federal. Y si no me creen, pregúntense porque hasta ahora esta es la única de las 13 acciones que no tiene NINGÚN tipo de avance.

El 21 de Enero, todavía dentro de los primeros 60 días para así cumplir con su compromiso, EPN presentó la "Cruzada Nacional contra el Hambre", que al igual que el "Programa Nacional de prevención del delito" cuenta ahora con presupuesto y una meta de atención inicial de 400 municipios, pero en donde todavía los cómos no aparecen. Sobre esta acción me parece igual de importante la participación de la sociedad para evitar el uso de este programa con fines electorales, ya que en un año donde se realizan elecciones en 13 estados todo programa de apoyos sociales es susceptible de ser mal utilizado. 

La creación del "Seguro para jefas de familia" es ya una realidad presupuestal, ahora habrá que ver que realmente las aseguradas sean quienes lo necesitan y vigilar que este seguro no sea un premio a una empresa aseguradora solamente.

En la sexta acción me gustaría detenerme un poco más ya que a mi juicio es un terrible error del gobierno ampliar el programa "70 y más" a las personas mayores de 65 años. Ya es de ciegos no ver la realidad que censo con censo se viene observando, el invierno demográfico es una realidad de nuestro país. Basta con cuestionarnos porqué el tema de pensiones es el mayor problema presupuestal hoy en día. 

Una medida como la que anunció el Presidente lo único que hace es poner en riesgo las finanzas a futuro de nuestro país. Es imperante atender al núcleo de la población de más de 65 años sin duda alguna pero darles un apoyo de $500 pesos no soluciona en nada su problema y si complica las finanzas. En otro blog desmenuzaré más el tema, pero por el momento me limitó a decir que esta acción es un error a mi juicio.


En el tema educativo fuimos testigos de que cuando hay acuerdos la política en México avanza rápido. En cuestión de días fue presentada una iniciativa de reforma constitucional y aprobada por el Constituyente en pleno (Ambas cámaras y 16 Congresos locales). Pero hay que tener cuidado con sobrestimar esta acción, ya que falta lo más importante: la reforma a la ley reglamentaria y la aplicación de los cambios realizados. Todo lo demás son solo buenas intenciones.


Un monto de 2,016 millones de pesos es el presupuesto del 2013 para el "Programa Nacional de Infraestructura". A lo largo de los últimos años este programa ha sido el referente para el desarrollo económico de los Estados y del propio país,  sin embargo tiene un presupuesto que representa apenas el 10% del destinado al programa "65 y más".  Habrá que dar seguimiento puntual a la realización de las obras para evitar que pase como en otros años en los que el dinero se queda en la caja. Lo anterior debido a que nadie pidió los recursos o porque los Estados (muchos ahora en quiebra) no pueden aportar su parte de las obras de infraestructura.


En el tema de los trenes he escuchado a mucha gente decir que es una medida inútil y que solo servirán para beneficiar a ciertas empresas. En lo personal me resulta difícil calificar la construcción de los tres trenes anunciados como algo inútil cuando en cualquier país desarrollado el uso de los trenes es bastante común, y por desgracia México se quedo muy atrasado desde hace años. Me parece que el volumen de gente que circula entre México y Toluca, y entre México y Querétaro, justifican por si solos la construcción de estos trenes. En el caso del tren transpeninsular, este será sin duda un detonante para mayor turismo en una zona que de por sí ha dado mucho a México en el tema de divisas.

El metro en Monterrey y el tren eléctrico en Guadalajara me parecen ampliamente necesarios, por lo que no veo un solo motivo de crítica a tales acciones.


Cuando hablaba al inicio de temas polémicos, sin duda el mayor de ellos es la acción diez: licitar dos cadenas de televisión abierta. Esta acción afecta a dos empresarios que históricamente dictan qué es noticia y cuándo  se dan las noticias, y por lo tanto califican o descalifican a un gobierno como se les antoja. Por desgracia esta acción junto con la del Código Penal, donde también se tocan grupos de interés, está congelada todavía. 

En el tema de la banda ancha parece ser solo cuestión de días para que esta iniciativa sea una realidad y todo mexicano goce por derecho legal del servicio de banda ancha, esto debo aclarar no implica que con esto el internet sea gratis, ya que por ejemplo el agua es un derecho y todos pagamos por él o no? Es importante tener en cuenta esto ya que si no lo pagamos directamente, será en forma indirecta a través de nuestros impuestos y en ese caso habrá que ver a quién le paga el gobierno la banda ancha que todos usaremos.

Respecto al paquete económico con cero déficit presupuestal podemos decir que el Presidente cumplió ya que en teoría no tendremos deuda este año, sino gastaremos únicamente lo que todos decidamos pagar en conjunto de impuestos. De igual forma se implementó ya un programa de austeridad, sin embargo no se ustedes, pero yo no lo veo en la práctica. Sigo viendo un gasto enorme en publicidad y gastos en dependencias que me hacen preguntarme como desde hace muchos años, si el problema no será que el termino austeridad tiene distintos significados para quienes ocupan un cargo público y para quienes somos parte de los contribuyentes.

Por último en el tema de la regulación de la deuda de los Estados y en el tema de telecomunicaciones pues no podemos responsabilizar al Presidente de que no han ingresado ambas iniciativas ya que son parte del trabajo del famoso Pacto por México del cual hablare en otro blog. 

Hasta aquí mis opiniones sobre las primeras 13 promesas o acciones del Presidente, espero que estas ideas sirvan para reflexionar y debatir. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario