Follow by Email

domingo, 10 de marzo de 2013

"Los primeros 100 días de EPN" parte 4

En este blog abarcaré los tres últimos apartados en los que dividí mis comentarios sobre los primeros 100 días de EPN como Presidente de México: "El Pacto por México", "¿Cómo ha operado el gobierno en estos 100 días? y "¿Se pueden presumir realmente resultados después de estos 100 días?

"El Pacto por México"

Desde que en 1997 fue necesario que gran parte de los diputados de oposición apoyarán al gobierno en turno para poder hacer las grandes acciones que el país demandaba, los acuerdos en materia política han sido cada vez más difíciles. Así hemos visto como propuestas de reformas trascendentales van y vienen sin lograr los consensos necesarios para hacerse realidad.

El 2 de diciembre fuimos sorprendidos por una noticia que despertó la atención de todos. La presentación de lo que se denominó como PACTO POR MÉXICO, que no es otra cosa que una serie de acciones acordadas por los tres presidentes de los partidos políticos más fuertes de México y los dos principales funcionarios del equipo del Presidente. 95 acciones que giran en torno a 5 grandes temas todos ellos igual de importantes. Acciones tales como la reforma hacendaria, la reforma en telecomunicaciones y la reforma energética, se contemplan en este PACTO. 

Durante los días que siguieron al anuncio se respiraba un ambiente de incredulidad,  y como evitarlo sí durante años hemos visto que se anuncien grandes acuerdos y a la hora de la verdad nada pasaba.
No obstante lo anterior, parece que esta vez estamos ante un escenario distinto ya que varios de los compromisos ahí acordados siguen avanzando pese a intereses de grupos de poder dentro de todos los partidos que han visto atacados sus intereses.  Pareciera que así como nadie creía en un México ganador de alguna copa del mundo así fuera en selecciones menores, ahora la clase política nos da razones para creer que estamos siendo testigos de lo imposible. Esperemos que así como ya tenemos un campeonato del mundo sub-17 y una medalla de oro en olimpiadas en fútbol, los políticos nos demuestren que México empieza a vivir una consolidación democrática. 

Pido disculpas a la mayoría de pesimistas que conozco y que seguramente al leer esto estarán pensando que soy un ingenuo, pero prefiero ser ingenuo y participar activamente desde mi trinchera a seguir solucionando los problemas de México tomándome un café con amigos, criticando por criticar. Prefiero darme a la tarea de estudiar el Pacto por México y conocer las 95 acciones que ahí se proponen y que todos pueden consultar en pactoporméxico.org. Apoyar con todo aquellas acciones en lo que pueda y buscar hacer una crítica constructiva a aquellas que  a mi juicio pueden afectarnos como país. 

Ojalá y todos los tabúes que como sociedad todavía tenemos en materia de impuestos, de recursos energéticos y otros tantos, queden atrás y podamos avanzar hacia nuevas formas de desarrollo. 

"¿Cómo ha operado el gobierno en estos 100 días? y ¿Se pueden realmente presumir resultados después de estos 100 días?"

El otro día cuando me hicieron estas preguntas provocaron en mí un silencio que me llamó la atención, para quienes me conocen saben que me es difícil quedarme callado. No obstante la pregunta me provocó reflexionar si como priísta realmente creo que el Gobierno ha hecho una buena labor en estos 100 días.

Lo primero que se me vino a la mente es preguntarme si realmente se puede calificar a un gobierno que tiene 100 días de ejercer el poder, y en ese sentido la primer respuesta es sí. Para mí es posible calificar a un gobierno desde su día 1, porque los medios de comunicación hoy nos permiten saber que hacen nuestras autoridades casi en tiempo real y por tanto saber si lo que están haciendo esta en el camino que nos plantearon seguirían o si por el contrario pareciera que simplemente nos ven la cara.

Para citar un ejemplo, el portal ADN Político ha creado el promesómetro donde todos los ciudadanos podrán dar seguimiento al cumplimiento de las 363 promesas o acciones que se comprometió a realizar el Presidente ya sea en sus 13 primeras promesas, en el Pacto por México o durante su campaña. En dicho portal se asevera que al día de hoy EPN ha cumplido con 17 de esas promesas, que 50 se encuentran en desarrollo y que 296 no presentan todavía ningún avance. Si el porcentaje de cumplimiento siguiera en este camino pareciera que por primera vez podríamos un presidente podría cumplir con todas y cada una de sus promesas.

Una vez que me auto convencí de la posibilidad de calificar a un presidente a los 100 días de Gobierno,  busque dar respuesta a la pregunta de ¿cómo ha operado el gobierno en estos días de ejercer el poder? Sin temor a equivocarme debo decir que a mi juicio el gobierno lo ha hecho muy bien, no sólo bien, sino muy bien. En primera instancia porque se dio a la tarea de acordar con quien tenia que hacerlo que las principales reformas que se tienen que realizar para dar resultados en 6 años, quedarán plasmadas por escrito por los principales actores políticos de oposición y no solo las acordaron sino han comenzado a realizar dichas reformas. En segundo lugar porque he visto como se han integrado equipos de trabajo con miembros distinguidos de partidos de oposición reconociéndose que se requiere del talento de todos para que el gobierno camine. 

Me parece que estamos ante un triunvirato que puede dar grandes resultados, ya que entre el Presidente y sus secretarios de gobernación y hacienda, pareciera pueden complementarse sus cualidades para lograr cosas antes impensables. He visto un gobierno de acciones prácticas, de buen manejo de medios, que no se ha dejado presionar y que ante las amenazas ha reaccionado con golpes de poder (para muestra pregúntenle a la Maestra Gordillo). En términos generales yo no podría al día de hoy encontrar un error en la forma de operar, sin duda se darán muchos durante la gestión de 6 años, pero al momento el trabajo se ha realizado a mi juicio satisfactoriamente.

Ahora sobre los resultados, me parece que todavía no vemos grandes resultados. Como mencione anteriormente se ha operado bien y se han sembrado las acciones necesarias para que en el corto plazo haya resultados tangibles, sin embargo nada de lo que se ha anunciado o se ha presumido me parece realmente un resultado. Como ejemplo pongo la reforma constitucional en Educación, la cual se presume como un gran resultado cuando en realidad la parte más delicada viene en la ley secundaria y en la aplicación de esta última. 

Mención especial debo hacer de la detención de la líder del sindicato magisterial, que se ha anunciado como si con ello se hubiera dado solución al problema educativo del país. Detener a un líder no es corregir las fallas de fondo del sistema, el cual ahí sigue vivito y coleando, ahora con una nueva cabeza pero con la misma infraestructura y beneficios.

Me parece que Peña Nieto todavía no tiene nada que presumir, ha cumplido bien con su labor. Él y todo su equipo han cumplido. Sin embargo, los resultados todavía no llegan y como sociedad tendremos que presionar para que lleguen y la ruta que hoy parece ir en el sentido correcto, no apunte hacia otros lados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario